PIURA, 15 Ago. 15 (ACI/EWTN Noticias).-
El Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, presidió ayer la multitudinaria Misa en el segundo día del X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano en Piura, al norte de Perú. En su homilía, el Purpurado alentó a los fieles a no cansarse de perdonar.

El X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano ha sido organizado del 13 al 16 de agosto por la Arquidiócesis de Piura, pastoreada por Mons. José Antonio Eguren. El evento ha congregado como expositores a cardenales, arzobispos, obispos, sacerdotes y laicos del Perú y de diversos países como México, Argentina, Uruguay, Chile, Estados Unidos, Canadá e Italia.

Comienza 2a Misa del X Congreso Nacional Eucarístico en Piura, preside Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani pic.twitter.com/JSwVEsSzF3

— David Ramos ? (@YoDash) agosto 15, 2015

“Cuando piensas que te agravian, no, te bendicen para que seas más humilde. Cuando piensas que alguien no reconoce tus méritos, tú piensa ‘no conoce mis faltas, qué bien me trata, cómo me quiere’”, alentó el Cardenal Cipriani a los fieles, en la Misa que cerró el segundo día de reflexión y oración en torno a la Eucaristía y a Santa María.

El Arzobispo de Lima aseguró que muchas familias y jóvenes “se quitarían tantas penas si vieran como muestra del amor ese amor de Jesús en la cruz”.

“Señor, limpia nuestro corazón”, pidió el Cardenal, pues “la vida es muy bonita, la hacemos a veces oscura por esos pensamientos, por esos deseos que oscurecen la alegría. Pon tú en nuestro corazón esos pensamientos tuyos, ilumina nuestra alma con el perdón. No hay que cansarse de perdonar”.

El Arzobispo de Lima exhortó a los miles de fieles congregados en el Estadio Miguel Grau de Piura a “que Jesús esté en el centro de nuestro corazón”.

“La cruz está dentro de ti, ámala. No le llames cruz a todo lo que no te gusta o a todos los problemas. La cruz es trono, reinado, la cruz es el lugar en donde Cristo deshecho, lleno de dolor, pero con una paz, una serenidad, nos está mirando y nos está diciendo ‘¿me hechas una mano, me ayudas a llevar esta cruz?’”.

El Cardenal lamentó que “el mundo de hoy huye de la cruz, y por eso le falta alegría”. Al abrazar la cruz, aseguró, “tu sacerdocio, tu matrimonio, tu familia, tus estudios, tus trabajos, tus enfermedades, serán caricias”.

El segundo día del X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano congregó en horas de la mañana a más de dos mil asistentes al Congreso Teológico en la Universidad Nacional de Piura.

Ahí, el Arzobispo de San Rafael (Argentina), Mons. Eduardo María Taussig, abordó el tema “El Sacerdote: ministro y servidor de la Eucaristía”. Por su parte, el Arzobispo de Québec y Primado de Canadá, Cardenal Gérald Cyprien Lacroix, reflexionó sobre “La Eucaristía, creadora y educadora de la comunión”.

Por la tarde, en el Estadio Miguel Grau, una multitud que superó los 20 mil asistentes del primer día del evento recibió la procesión de entrada de la imagen del Señor de la Buena Muerte de Chocán. La imagen se ubicó junto a la del Señor Cautivo de Ayabaca, a la derecha del altar erigido sobre el campo deportivo.

El Arzobispo de Piura, Mons. Eguren, y el de Ayacucho, Mons. Piñeiro, cargan en hombros anda del Señor de Chocán pic.twitter.com/ZwnQDAMrCY

— David Ramos ? (@YoDash) agosto 14, 2015

Señor de Chocán y Cautivo de Ayabaca, juntos en Estadio Miguel Grau de Piura, por el X Congreso Nacional Eucarístico pic.twitter.com/27ROcbiBzl

— David Ramos ? (@YoDash) agosto 14, 2015

Ambas imágenes fueron incensadas por el Arzobispo Emérito de Quito y enviado especial del Papa Francisco para el X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano de Perú, Cardenal Raúl Vela Chiriboga.

Enviado del Papa al X Congreso Nacional Eucarístico en Piura incensa imágenes de Señor de Chocán y Cautivo de Ayabaca pic.twitter.com/1Eb4aVdCzl

— David Ramos ? (@YoDash) agosto 15, 2015

Minutos más tarde Mons. Eduardo Chávez Sánchez, cofundador del Instituto Superior de Estudios Guadalupanos y Canónigo de la Basílica de Guadalupe de México, realizó la catequesis “Jóvenes: solo amando a Jesús Eucaristía y a María serán auténticos discípulos y misioneros”.

“No tengan miedo a la muerte pero tampoco tengan miedo a la vida, jóvenes. Vivan con entusiasmo, con alegría, con profundidad. Que son católicos, que van a la Eucaristía y la viven coherentemente cada día, que tienen a María como madre suya en lo profundo de su corazón”, aseguró Mons. Chávez Sánchez en su catequesis.


Source: Eventos Católicos

Deja un comentario