PIURA, 16 Ago. 15 (ACI/EWTN Noticias).-
“Nosotros al comulgar lo que le expresamos al Señor es que queremos ser como Él, lo acogemos a Él, Él nos acoge a nosotros para que seamos como Él y así ayudemos a cambiar el mundo”, aseguró recientemente a ACI Prensa el Arzobispo Emérito de Santiago de Chile, Cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa.

Al participar en el X Congreso Nacional Eucarístico y Mariano de Perú, celebrado en Piura (al norte del país) del 13 al 16 de agosto, el Cardenal Errázuriz Ossa destacó la celebración de un evento de esta magnitud.

La décima edición del Congreso Nacional Eucarístico y Mariano ha sido organizado por la Arquidiócesis de Piura, pastoreada por Mons. José Antonio Eguren. El evento ha congregado como expositores a cardenales, arzobispos, obispos, sacerdotes y laicos del Perú y de diversos países como México, Argentina, Uruguay, Chile, Estados Unidos, Canadá e Italia.

El Cardenal Errázuriz Ossa señaló que “habría mucha gente que podría considerar que la devoción eucarística sea una devoción solo de piedad y solo para los católicos, no comprendiendo la repercusión enorme que tiene la Eucaristía para la vida personal y también para la vida social”.

El Arzobispo Emérito de Santiago de Chile –uno de los integrantes del Consejo de Cardenales elegidos por el Papa Francisco para la reforma de la curia vaticana– destacó que “es impresionante pero Jesús quiso quedarse en este mundo y quedarse como pan, quedarse como alimento. Y entonces, quien coma de este pan tiene vida eterna”.

Esta vida eterna, indicó, “ya parte en este mundo, o sea el amor, el amor a Dios, el amor al prójimo, la solidaridad, la caridad, es lo que va a distinguir la vida eterna”.

Por eso, señaló, es “extraordinario que en un país se abra más y más espacios a que se viva la comunión, la solidaridad, el encuentro con Jesucristo, el encuentro con el prójimo como otro Cristo”.

“De manera que son grandes celebraciones que tienen un contenido social también extraordinario y un contenido de felicidad personal y el compromiso personal con todos, sobre todo con el necesitado muy grande”, dijo.

El Cardenal chileno destacó además que “Jesucristo cambió totalmente las categorías con las cuales se pensaba en la relación al prójimo” con la parábola del Buen Samaritano.

“Es extraordinario cuando Jesús nos pide que imitemos el ejemplo del samaritano. Jesús cambia totalmente las relaciones, hasta el punto que llegó y dijo que debíamos amar a nuestros enemigos. Y cuando se trata del perdón, perdonar 70 veces 7”, recordó.

El Cardenal Errázuriz Ossa indicó que “ese Jesús que cambio de tal manera las relaciones humanas en la sociedad” es al que se llega en la Eucaristía y que invita a seguir su ejemplo.


Source: Eventos Católicos

Deja un comentario