San Hilario, Obispo de Potiers
Nació en Poitiers, en el seno de una ilustre familia. El mismo nos dice que fue educado en la idolatría y hace una narración detallada de como Dios lo llevó al conocimiento de la fe, recibiendo el bautismo a una edad un tanto avanzada.
Hacia el año 350, fue elegido Obispo de Poitiers. Después de su elevación al episcopado compuso antes de partir al destierro en Frigia, un comentario sobre el Evangelio de San Mateo, que ha llegado hasta nosotros. Sin embargo, sus principales escritos son sobre el arrianismo. San Hilario amaba la verdad sobre todas las cosas y no escatimaba ningún esfuerzo, ni rehuía alguno por defenderla. Así, San Hilario defendió ardientemente los decretos del Concilio de Nicea, cuando éste se vio amenazado por las intenciones del emperador Constancio quien reunió un concilio de arrianos de Selucia de Isauria, a fin de neutralizarlo. Hilario murió en Poitiers, probablemente en 368.

Oración a San Hilario de Poitiers

San Hilario de Poitiers en la Enciclopedia Católica

San Hilario de Poitiers en las Audiencias de Benedicto XVI

Compartir
Artículo anteriorSan Arcadio, Mártir
Artículo siguienteSan Felix de Nola
TVSAULO es una comunidad católica que ha querido responder a los desafíos actuales de la Evangelización mediante el Internet, fincado en la Doctrina de la Iglesia y a partir de una experiencia profunda con Jesucristo Buena Nueva del Mundo.

Deja un comentario